restaurar

A Canção do Apocalipse

Diante do Trono

Digno es el Cordero que fuera muerto. Santo, Santo es Él. Un cántico nuevo a Aquél que se sienta en el trono del cielo. Santo, Santo, Santo Dios Todopoderoso el que era, y es, y ha de venir. Juntamente con la creación yo canto alabanzas al Rey de los reyes. Eres todo para mí, y yo Te adoraré. Está vestido de arcoiris, ruidos de truenos, luces, relámpagos, loores, honra y gloria; fuerza y poder para siempre al Único Rey eternamente. Santo, Santo, Santo Dios Todopoderoso el que era, y es, y ha de venir. Juntamente con la creación yo canto alabanzas al Rey de los reyes. Eres todo para mí, y yo Te adoraré. Estupefacto, extasiado me quedo yo al oír Tu Nombre, Jesús, Tu Nombre es fortaleza, es aliento de vida, misteriosa agua viva. Santo, Santo, Santo Dios Todopoderoso el que era, y es, y ha de venir. Juntamente con la creación yo canto alabanzas al Rey de los reyes. Eres todo para mí, y yo Te adoraré.